DeSeguros.blog

Oct 26

¿Está cubierto en mi seguro mi hijo si coge el coche recién sacado el carné? ¿Qué ocurre si no está declarado en la póliza?

Mi hijo conduce mi coche ocasionalmente, tiene 19 años y acaba de sacarse el carné de conducir. ¿Está cubierto tanto él como los amigos que viajen en el coche en caso de accidente?

Ante este supuesto que hoy planteamos, son muchas las consultas que recibimos de nuestros clientes al respecto, por lo que nos resultaba muy importante aclarar un aspecto que debido a las cláusulas limitativas que incluyen las compañías aseguradoras en sus pólizas de seguro de automóvil no queda en ocasiones nada claro.

Antes de pasar a dar respuesta definitiva a esta cuestión de hoy, es importante conocer y distinguir que dentro de un contrato de seguro de vehículos existen coberturas obligatorias, definidas por la Ley de  Contrato de Seguro y otras coberturas voluntarias u optativas que no son exigidas por la ley pero que otorgan cobertura a los daños propios y materiales del conductor y vehículo ( Capital de accidentes adicional, defensa jurídica, reclamación de daños, daños por colisión al vehículo…).

Definitivamente responderíamos que SÍ está cubierto nuestro hijo o cualquier persona menor de 25 años por el Seguro Obligatorio de nuestro vehículo, aunque no figure declarado como conductor en la póliza.

Muchos de ustedes se quedarán sorprendidos al leer esta respuesta, y seguramente contrariados, dado que son conscientes de que en sus contratos de seguro les suena haber leído algo así como que quedaba excluida la conducción del vehículo por un conductor menor de 25 años de edad y con menos de dos años de antigüedad en el permiso de conducir. Además en muchos casos estarán pagando un alto recargo en su precio del seguro del coche por tener incluido a su hijo. Su extrañeza en este caso es lógica, dado que existen matices a nuestra rotunda respuesta que pasamos a aclarar:

Resulta habitual encontrarnos en las pólizas de seguro obligatorio de circulación de vehículos, con ciertas clausulas que puede limitar o delimitar los derechos de los asegurados. Dichas cláusulas suelen ser impuestas de forma unilateral por las aseguradoras, y aceptadas por el tomador de la póliza mediante su firma, aunque en muchas ocasiones realmente no conocemos el alcance de las mismas. Son muchas las estipulaciones establecidas en dichas pólizas que podrían ser objeto de un estudio y análisis, no obstante, en esta ocasión vamos a centrar nuestra atención en las aquellas que excluyen de cobertura a los conductores menores de cierta edad, o que no disponen de una experiencia mínima en la conducción de vehículos, lo que conllevaba que la compañía pudiera reclamar al tomador de la póliza una vez hubiera indemnizado al perjudicado de un accidente de tráfico.

Las cláusulas limitativas que establecen las aseguradoras en ocasiones delimitan los derechos de los asegurados.  Estas limitaciones son aceptadas por el titular de la póliza mediante su firma sin conocer el alcance de las mismas.

En virtud de dichas cláusulas, como decimos, era habitual que la compañía, una vez abonada la indemnización correspondiente al perjudicado de un accidente de circulación ocasionado por un conductor (distinto del asegurado) menor de cierta edad (25 o 26 años), o que tuviera el carnet de conducir por un periodo inferior a 2 años (normalmente), reclamara al tomador de la póliza la cantidad satisfecha alegando que estaba expresamente excluido en la póliza.

Pues bien, dicha facultad de repetición que venía expresamente pactada en el contrato de seguro se vio limitada en virtud de lo establecido por la Sentencia de 20 de noviembre de 2014 dictada por la Sala Primera del Tribunal Supremo.

Ésta Sentencia declara nulas las cláusulas que incluyen las compañías de seguros que excluyen a conductores menores de 25 años o con menos de menos de 2 años de experiencia, aún cuando vengan explícitas en el contrato del seguro y sean firmadas por el asegurado. No pudiendo así la compañía de seguros reclamar el importe del siniestro abonado por la compañía del que fue responsable el menor de 25 años o con menos de 2 años de carné, tanto si es conductor habitual o esporádico, como si es familiar o amigo de la victima. Solo podrá reclamare el importe en caso de no contar con el permiso de conducir.

En el SEGURO OBLIGATORIO, según lo que indica la LEY DE CONTRATO DE SEGUROS, se le otorga cobertura para los daños a terceros derivados de un accidente de circulación, a cualquier conductor con validez de permiso de conducir sin aplicar ninguna limitación de edad ni antigüedad de carnet, . Los daños personales del propio conductor están cubiertos por el SEGURO DE OCUPANTES, cobertura también siempre presente en los contratos de seguros de automóvil.

 

 

¿Que inconvenientes tengo si no lo declaro en mi póliza?

Lo normal es que si la aseguradora tiene conocimiento que el vehículo era conducido por una persona que no cumple las condiciones declaradas, rechace poner en marcha las coberturas voluntarias. Así las cosas, si tu hijo es el causante del accidente, no se hará cargo de los daños del coche, si tienes contratados los daños propios. Tampoco se hará cargo de la defensa jurídica del conductor en caso de que las causas y consecuencias del accidente terminen el juzgado.

Por la cobertura del SEGURO OBLIGATORIO, las aseguradoras tendrán que responder a los daños ocasionados a terceros, y no podrán repercutirlos contra el tomador . PUEDEN NO CUBRIR  al «menor» en resto de coberturas  como los daños propios al vehículo o la propia defensa jurídica.

De igual modo la aseguradora puede rehusar el pago de cualquier seguro de accidentes adicional del conductor que se encuentre incluido en la póliza, y sobre todo, no se hará cargo de las indemnizaciones que excedan de los límites del seguro obligatorio. Las compañías en estos casos únicamente solo pueden reclamar la parte de la prima que no se abonó en su momento, al no incluir al conductor menor de 25 años o con menos de 2 años de experiencia. Es decir, si el seguro cuesta 500 euros a un asegurado mayor de 25 años y 800 euros si el asegurado es menor de 25 años, la compañía sólo puede reclamar los 300 euros de diferencia de la prima.

«Nosotros nos ocupamos para que tú te despreocupes»

En OPS MEDIACIÓN nos gusta poner en conocimiento las ventajas y desventajas que, en circunstancias como la que hemos propuesto hoy, pueden influir a nuestros clientes a la hora de contratar un seguro. Finalmente son ustedes los que valoran los inconvenientes y ventajas que les proporciona incluir o no a su hijo en su póliza de automóvil. Siempre nuestra recomendación es que la seguridad familiar no tiene precio y trabajamos para poder ofrecérsela.

«Nosotros nos ocupamos para que usted se despreocupe». No dude en consultarnos a través de los comentarios o en nuestros teléfonos de contacto, estaremos encantados de asesorarle para que sus seguros no sean una preocupación ni para usted ni tampoco para su familia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPS Mediación te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Álvaro Ortega Portero como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para ponernos en contacto contigo por email o por teléfono.
La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.
Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de ​Gigas Hosting, S.A. (proveedor de servicios de internet). Ver política de privacidad de GIGAS.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en opsmediacion@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.